Mi hijo, mi maravilla, mi obra de arte

Updated: Dec 2, 2020

« Recibí en mi buzón un magnífico boceto, todo estaba allí: la expresión de mi hijo, las ondas de su pelo, su manta de nacimiento que tanto le gustaba. »

Giorgia, Agente inmobiliaria en Roma (Italia)


Como madre de un niño de 4 años, estoy encantada de verlo crecer y afirmarse día a día. El tiempo pasa tan rápido...

Llamé a MUSY tras la redecoración de mi villa: accesorios, tapices, muebles… todo se ajustaba perfectamente a mi gusto; lo único que faltaba eran las obras de arte.

El primer encuentro con Ayoko y Chloé me permitió definir mi enfoque y refinar mi gusto por el arte, hasta entonces nunca identificado. Me presentaron diferentes obras de arte de varios estilos y técnicas para aprender sobre el arte visual. Al final de esta entrevista, supe que prefería lo figurativo a lo abstracto, la pintura al óleo a la acuarela, y que quería colgar obras que inspiraran serenidad y alegría con, si es posible, guiños a los recuerdos personales.


La segunda cita, una semana después, dio lugar a una serie de flechazos, incluyendo los comienzos del retrato de Milo. Se les ocurrió la idea de una serigrafía del retrato de mi hijo para la cual yo podría elegir los colores, el fondo, y añadir elementos personales. Me encantó la idea y se lo dije al instante, para que se pusieran en contacto con la artista francesa que hace estas serigrafías y obtuvieran un presupuesto, el plazo de entrega y un primer boceto.


Les envié mi foto favorita de Milo, tomada el verano pasado en la playa, y una foto de su manta de algodón de nacimiento.

Una semana después recibí en mi buzón un magnífico boceto que me proyectó instantáneamente, todo estaba allí: la expresión de mi hijo, las ondas de su pelo, su manta de nacimiento que tanto le gustaba.

La información era completa y detallada: el precio (entrega incluida) y el plazo (1 mes desde la realización hasta la recepción).

El toque final de este retrato, que me encantó, fue sugerido por la artista a través de MUSY: que yo añadiera el nombre de mi hijo, escrito por mí.

Entonces, MUSY envió a la artista mi firma del nombre de Milo junto con la mantita de algodón, ya que el retrato se iba a serigrafiar directamente sobre ella, y poco después recibí un último borrador con todos los elementos y colores. Me encantó.



La obra que recibí fue más allá de mis expectativas: la suavidad y el carácter, la nostalgia y la satisfacción… ¡colgué el retrato en el pasillo que lleva a la habitación de mi hijo, que se reconoció en él al instante!


Hoy en día, ya tengo pensado el regalo para la comunión de mi ahijada.



MUSY entre bastidores...

Después de nuestro primer encuentro con la madre de Milo, tuvimos un destello de inspiración para una de las propuestas que le íbamos a hacer. Nos dimos cuenta de que le gustaba el arte pop y nos fijamos en las fotos de su hijo en su salón.

Vanessa Paris, una artista francesa de serigrafía, aceptaría sin duda el reto y estábamos seguras de que el resultado estaría a la altura de las expectativas de nuestra clienta. Los intercambios fueron fáciles y el resultado es una verdadera co-creación entre la artista y su clienta.


El consejo de MUSY

Los artistas que aceptan crear obras a medida tienen un gusto por los desafíos.

Por lo tanto, invitamos a nuestros clientes a expresar todo lo que tienen en mente, todo lo que les gustaría y lo que visualizan, para construir el proyecto que les corresponde a través del universo y el talento del artista.

Stay tuned for MUSY trends and news!

  • Facebook - MUSY
  • LinkedIn - MUSY
  • Instagram - MUSY

© MUSY Art